El origen del Día de la Madre - Flores Freesia

El origen del Día de la Madre

El origen del Día de la Madre

En España, el Día de la Madre se celebra el primer domingo del mes de mayo. Es un día para pasar al lado de la persona que nos ha dado la vida y se aprovecha la ocasión para darle un regalo que demuestre nuestro afecto. Un viaje para compartir, una caja de bombones, una prenda especial o unas flores son siempre bien recibidos en un día tan especial. ¿Por qué no demostrar con un detalle cuánto quieres a tu madre? Seguro que lo has hecho más de una vez, aunque es posible que no te hayas parado a pensar porqué exactamente ese día. Te lo contamos en este artículo.

¿Cuándo empezó a celebrarse el Día de la Madre?

El origen de las primeras celebraciones en honor de las madres hay que buscarlas en la antigua Grecia. Por aquel entonces, se festejaba un día en honor Rea, madre de algunos dioses como Zeus o Poseidón. Esto se extendió por toda Asia Menor en los sucesivos siglos y se celebraba el día 15 del mes de marzo (conocido como los idus de marzo).

Como muchas otras tradiciones, los romanos continuaron con los festejos copiando la tradición griega. En esta ocasión era en honor a Hilaria y los festejos duraban tres días en el templo de Cibeles, mediante ofrendas de todo tipo.

Ya con la llegada del cristianismo, las mismas celebraciones se transformaron en elogios a la Virgen María. Hablamos de la fiesta de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre, fecha que en Panamá ha sido escogida para celebrar el Día de la Madre. Y es que la jornada de celebración en el almanaque varía a lo largo y ancho del mundo. La fecha actual española se remonta al año 1965, aunque nunca ha tenido un carácter oficial.

La tradición de los regalos en el Día de la Madre

Tal y como conocemos hoy este día se debe a Julia Ward Howe, una activista y defensora de los derechos por las mujeres en los EE.UU de mediados del siglo XIX. En 1870 decidió crear un día que homenajeara a las mujeres que eran madres a través de su apasionado escrito ‘Proclamación del Día de la Madre’.

Pero, de un par de siglos antes, en el siglo XVII, venía la tradición de hacer regalos en dicha fecha. El llamado Domingo de las Madres era un acontecimiento de la Inglaterra de la época en honor a la Virgen. La tradición indicaba que los niños debían acudir a misa ese día y volver a sus casas con regalos para sus madres.

Una bonita tradición que se extendió en el tiempo y que se trata de un día especial para todas las madres del mundo y sus hijos. No olvides obsequiarla con un pequeño detalle, ¡y recuerda que las flores gustan a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba